¿Cuándo hacer terapia de pareja?

El counseling o terapia de pareja está indicado en aquellos casos donde la comunicación está fallando, se vive un momento de crisis, ha llegado el desencanto, hay muchos resentimientos, problemas de celos, inseguridad, baja autoestima o en cualquier caso que peligre la estabilidad física o mental.

Muchas veces el sujeto se da cuenta de que ya no basta la ayuda de los amigos y familiares,es entonces donde la ayuda de un experto puede ayudar mucho. Todas las parejas discuten alguna vez. No discutir no es síntoma de que las cosas marchan bien, más bien, es una señal de que algo no está funcionando.

Saber discutir, es decir, sin reñir, es saludable para la pareja. Hablamos de una comunicación positiva, alejada de los celos, miedos y dependencias. Lo que mantiene unida a la pareja no es la ausencia de problemas, sino la manera en que la pareja afronta y soluciona estos conflictos.

¿Qué hace que una pareja funcione?

Los ingredientes básicos que hacen que una pareja funcione son: divertir, sorprender y seducir. A veces, la escasez de tiempo compartido para la intimidad, la rutina o la dificultad en encontrar ese tiempo para dedicarlo a la pareja, hace que la relación se resienta o “enferme”. En estos casos hay que actuar lo antes posible

En primer lugar, hay que aceptar que hay una crisis, y sobre todo diagnosticarlo antes que sea demasiado tarde y la relación esté muy deteriorada. Cuando una pareja acepta que está en crisis, y pide ayuda, es un paso hacia delante, porque supone un propósito de cambio. Algunas veces es un miembro el que llega a esta conclusión, y le cuesta mucho convencer a su pareja de acudir a un especialista. En ese caso, deberá acudir solo o sola, y más tarde se realizará, a ser posible, la inclusión del miembro reacio. En cualquier caso, será positivo para la persona que acuda sola, para comprender muchas cosas sobre la relación, y por lo tanto no es algo vano o inútil, sino valioso, que puede hacerle comprender cosas sobre sí mismo/a y sobre las relaciones.

En los casos donde ambos asumen positivamente su parte de responsabilidad en el problema, y acuden juntos a terapia, hay muy buen pronóstico para el cambio.

¿En qué puede ser útil la terapia de pareja?.

La terapia de pareja es útil en momentos de crisis, porque trata de que la pareja logre mirar la relación “con ojos nuevos”, pero aun cuando la pareja no esté sufriendo una crisis, es valiosa, porque la cada miembro aprende recursos para mejorar la relación, aumentar la satisfacción y crecer juntos

Los objetivos de la terapia son, entre otros: aumentar las gratificaciones, entrenamiento en comunicación y negociación, entrenamiento en resolución de conflictos, terapia cognitiva, planificación de actividades, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − dieciseis =

1
×
Hola, soy Rosa ¿cómo puedo ayudarte?