Técnicas meditativas hay muchas y todas son igualmente válidas. Cada uno debe buscar la suya y adherirse a ella. El fundamento de todas las técnicas de meditación es el mismo: calmar la mente parlanchina (mente de mono) y despertar al observador (conciencia).

La iniciación en sí misma no supone un cambio en la persona, solamente abre un camino para que la persona pueda incorporarla a su vida con una práctica diaria. Sólo así se consiguen esos cambios fisiológicos (y en las estructuras biológicas del cerebro) que a nivel científico se están descubriendo, de forma que la persona pueda disfrutar de una vida más plena, consciente y feliz.

En este curso aprenderemos los conceptos básicos de la meditación, aunque está concebido como un taller práctico.

CONTENIDOS:

  1. ¿Qué es la conciencia plena?
  2. Escuelas diferentes y técnicas meditativas: tradiciones
  3. Tipos de anclajes
  4. ¿Qué recursos necesitamos para la práctica?
  5. ¿Se puede parar el pensamiento?
  6. Práctica real y análisis de dificultades
  7. Previniendo las trampas del yo
  8. Consejos para la práctica diaria en casa

La iniciación en sí misma no supone un cambio en la persona, solamente abre un camino para que la persona pueda incorporarla a su vida con una práctica diaria.

BENEFICIOS DE LA PRÁCTICA:

Despertar la conciencia, (el observador) supone un cambio de percepción de la realidad en todos los aspectos de la vida de la persona. Los sentidos se agudizan, uno se vuelve más sutil, y aumenta la sensación de unión y amor hacia todas las personas.

Aporta calma mental y serenidad.

Existen cambios fisiológicos en las estructuras biológicas del cerebro, que a nivel científico se están descubriendo.

Todo ello revierte en un cambio en la personalidad que permite a la persona disfrutar de una vida más plena, consciente y feliz.

                   Próximamente

  Más información tfno: 615 466 920