No es una Consulta Psicológica, es un viaje Interior.

Cierra los ojos, pon tu mano sobre tu corazón y céntrate en tus latidos.

¿Sientes que te falta algo?

¿Te sientes incompleto?

¿Te sientes estancado?

¿Has sufrido una pérdida?

¿Sientes que no aportas nada interesante en la vida?

¿Alguna vez te has sentido mediocre?

¿Sientes que estás en una zona de confort que en realidad no te llena, no es confortable?

 

Si estás buscando tu propósito de vida y te atreves a adentrarte en una búsqueda interior, si buscas respuestas a las preguntas trascendentales, entonces
Podemos trabajar juntos.

 

Andaremos juntos en un camino de autoaprendizaje. NO es una Consulta Psicológica, es un viaje Interior

¿Eres valiente?. Seguro que hay alguien dentro de ti gritando que sí lo eres.

Sí, valiente es cualquiera que asuma esta decisión de realizar un proceso personal.

Una persona que desnuda su verdad….eso es ser valiente y le honra a uno mismo.

Uno tiene que implicarse en su propio cambio, al igual que el gusano trabaja en construir un capullo y prepara su transformación hacendosamente.

La constancia es importante, el compromiso también, y el trabajo de tomar consciencia.

Porque cualquier persona en determinado momento de su vida puede verse desbordado por una situación personal de crisis y necesitar ayuda.

Pero, ¿estás dispuesto a enfrentarte a ello?

Estás preparado para superar los prejuicios de “No me hace falta”, “Yo puedo solo”, “No va a servir de nada”, “Es muy caro”, “No es el momento”,“¿Tiene solución?”, “Nadie puede ayudarme”…?..

Hacer un proceso personal terapéutico no debe verse como un gasto sino como una inversión.

Hay que ver al psicólogo como un entrenador, como un coach.

El punto de vista privilegiado de analizar la situación objetivamente es indiscutible, y esto es lo que ofrezco.

Cuando la gente me pregunta qué hace un psicólogo, la verdad, es difícil contestar, porque hay tanta diversidad de formación y escuelas diferentes que nuestro trabajo puede ser muy distinto.

Entonces les respondo usando una metáfora para explicar mi trabajo.

Es como si alguien se hubiera caído en un POZO. Y ¿qué podemos hacer para ayudar a alguien que se ha caído en un pozo?

La respuesta más lógica es “tirarle una cuerda”. Esto es muy acertado (mucho más que tirarse dentro para poder salvarlo, claro :))

Pero ahora viene lo interesante. La cuerda es la “herramienta” que necesita, pero ¿ sabrá usarla?, ¿tendrá fuerzas para escalar?..He aquí la cuestión.

Cuando uno está en un pozo, no solamente lanzo una cuerda (es decir, no sólo le doto de las herramientas necesarias), sino que además le entreno para escalar el pozo con la cuerda, le entreno “sus músculos” (toma de conciencia), fundamental para hacer servir esa cuerda, poder escalar, subir y llegar arriba, es decir, salir del sufrimiento e incluso lograr una evolución personal.

Y ES EN ESTE PROCESO QUE QUIERO ACOMPAÑARTE….

Y, no te dejo solo, pero caminas con tus propias piernas, que me encargo de poner en buena forma, para que puedas recorrerlo ligero de cargas, transformado y feliz.

Ahí está el camino, el tuyo, para andarlo sabiendo que puedes elegir, desde la libertad y con plenitud.

Si ya estás decidido, te preguntarás en qué va a consistir un proceso personal…

  • ABRIMOS “PUNTOS CIEGOS”: Esto es como si nos adentráramos en una cueva (el inconsciente) y, como guía, te acompaño con una linterna. Quizás conozco mejor el camino y, por ello, consigo alumbrar allí donde hay agujeros, baches u obstáculos (metáfora de conflictos internos) que impiden tu avance. Pero sólo tú puedes recorrer ese camino, por sinuoso que sea. Normalmente no vemos estos puntos ciegos porque nos falta consciencia para vislumbrarlos. Cuando abres un punto ciego, sentimos un remanso de paz y se libera energía, así es como conseguimos resolver el conflicto. Es liberador.
  • TE MUESTRO TU ESCENARIO: Ya que cualquier problema se manifiesta en una realidad y con una circunstancias significativas para la persona, que es el actor protagonista del teatro de su vida, y los personajes que aparecen en este escenario son ESPEJOS, que le muestran o reflejan algo de su realidad que no está viendo, o no está siendo consciente y que por lo tanto quedas atrapado en él.
  • APLICAMOS UN ENFOQUE CUÁNTICO, o dicho de otra manera, avanzamos en el camino dando SALTOS. En este proceso, vas teniendo destellos de conciencia, donde pasas de «IGNORAR» a ver la «LUZ» de una manera brillante, al identificar y romper las redes neuronales que mantienen el comportamiento que deseas cambiar. Con ello, los avances se producen a veces de forma inmediata, porque el espacio entre la pregunta y la respuesta se acorta y, con ello, la velocidad en que a uno le llegan las «soluciones» o luces de conciencia.

¿Estás preparado para afrontar eso que te preocupa?

¿Estás decidido a tomar las riendas de tu propia vida?

¿Te atreves a iniciar un proceso conmigo?

Para un viaje hace falta valentía y una preparación, y yo puedo acompañarte en este proceso.

Sólo para valientes ;)…..te invito a rellenar este formulario!

No


O si lo prefieres también puedes

Llamar AHORA